La Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios prevé, sin embargo, que el impacto de las medidas para el sector recién se vería el 2017, debido a que 2016 es un año electoral.

Las medidas que busca implementar el Gobierno para dinamizar al golpeado sector inmobiliario, a través del pedido de facultades legislativas, generan gran expectativa entre los inversionistas e, incluso, se espera un impacto a nivel de precios.

Los incentivos tributarios a la construcción para alquiler de viviendas dinamizaría este mercado aún reducido en el país en el corto plazo, según la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), y arrastraría los precios del arriendo a la baja.

“Es la ley de la economía: a mayor oferta (de viviendas de alquiler) menores precios para el arriendo”, dijo a Gestión el presidente de ADI, Gustavo Rizo Patrón.

Dentro del pedido de facultades que envió el Ejecutivo al Congreso, se busca exonerar del pago de IGV a las empresas que construyan para alquilar y garantizar la expulsión automática de un inquilino moroso al tercer mes de incumplimiento.

Pese a que las medidas son vistas de forma positiva desde el lado empresarial, la preocupación del presidente de ADI es que las propias expectativas generen una retracción de las inversiones y la demanda de inmuebles hasta que se apruebe, publique e implemente la norma.

El temor de Rizo Patrón radica en la incertidumbre del tiempo que puede tomar la aprobación del pedido defacultades, en el supuesto de que se lleguen a otorgar por el Congreso, o lo que demoraría ingresar el proyecto por el conducto regular.

“La interpretación de cualquier comprador es: si va a salir algo tiene que ser mejor de lo que hay el día de hoy, y por tanto tiene un efecto de generar una especie de retracción hasta que salga el asunto y esperemos que salga lo antes posible porque si no va a generar más problemas”, advirtió.

Impacto de la norma
Pero las medidas para reactivar el sector inmobiliarioenfrentarán más complicaciones que los pacientes filtros del Congreso, toda vez que el 2016 es un año electoral, lo que suele generar incertidumbre en el sector empresarial.

En el mejor de los escenarios, el presidente de ADI prevé que si las medidas son aprobadas este año, se vería un impacto positivo en el sector a inicios del 2016, pero si la campaña electoral se calienta, el efecto no se percibirá por lo menos hasta el 2017.

“Las campañas siempre son complicadas, tienen un efecto, te mueven el primer semestre del año electoral y el segundo semestre se mueven porque tienes un cambio de funcionarios y todo se estanca. El 2016 es muy complejo”, avizoró.

En todo caso, la próxima semana, el premier Pedro Cateriano prevé sustentar el pedido de facultades legislativas ante el Congreso.

La venta casi no crecerá durante 2015
El presidente de ADI, Gustavo Rizo Patrón, comentó que no se espera un repunte de la venta de viviendas este año debido a que la demanda sigue congelada en medio de una coyuntura de incertidumbre económica.

El representante del gremio empresarial estimó que este año se venderán unas 17,000 viviendas nuevas, un nivel similar al registrado el año pasado, que a todas luces fue malo.

“La inversión de los desarrolladores inmobiliarios se detuvo hace un año y medio, hay ciertas reposiciones, pero todavía existe cierto stock por el orden de las 10,000 viviendas”, comentó Rizo Patrón durante el I Congreso Internacional Inmobiliario (Inmoba 2015).

Cifras
5%: Habría caído el sector construcción en abril, según estimó el área de estudios económicos del Scotiabank

3,933: Unidades inmobiliarias se vendieron en Lima Metropolitana durante el primer trimestre de este año.

59%: De la oferta de viviendas vendidas en el primer trimestre se concentró en el segmento socioeconómico B.

Fuente: Diario Gestión

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *