Sunat espera que el impacto de la migración del papel a la fiscalización electrónica reduzca la incidencia de los delitos de falsificación de facturas y recibos.

Sunat presentó hoy su nueva aplicación móvil, la cual permite emitir recibos de honorarios, hacer consultas deRUC, de bienes fiscalizados, cuenta con una guía tributaria para orientación y tiene la opción de hacer denuncias por faltas tributarias.

“La opción de denuncias la hemos puesto para que si un ciudadano va a hacer alguna compra o a que le presten un servicio y no le dan el comprobante de pago, lo pueda denunciar. Entonces la app lo que permite es poner los datos del denunciado y nos mandan la información para nosotros programar acciones de control”, señala Carlos Drago Llanos, director del Programa de Mejora del Cumplimiento de Sunat.

Según indica el funcionario, se espera que el impacto de la migración del papel a la fiscalización electrónica reduzca la incidencia de los delitos de falsificación de facturas y recibos.

“Los contribuyentes que emiten facturas falsas tratan de emitir en físico para que no quede registro, entonces sabemos que se da más en temas de servicios, consultorías y cosas que son complicadas de rastrear. En el caso de las facturas electrónicas eso se registra y Sunat tiene la trazavilidad de toda transacción . Es un cambio importante”, menciona Drago.

Brecha electrónica
Si bien existe un alto porcentaje de contribuyentes que vienen haciendo uso de las plataformas virtuales para el pago de su Declaración Anual del Impuesto a la Renta (99%), en el caso de las declaraciones mensuales la cifra disminuye (85%), llegando a su pico más bajo para quienes hacen uso de las facturas electrónicas, que son sólo 9,503 contribuyentes, de un universo de más de 400 mil.

“Existen también quienes declaran los recibos por honorarios, los registran, llevan sus libros electrónicos, pero el problema es que no utilizan una opción que tenemos que es la Declaración Simplificada, donde le hacemos la declaración al contribuyente, sino que usan el PDT donde ellos tienen que volver a ingresar los datos, con lo cual hay posibilidad de error”, lamenta Drago.

El desconocimiento de las herramientas y el temor al uso de los sistemas electrónicos de pago, son las principales causas de esta brecha.

“El contribuyente debe saber que mientras sus datos estén en papel existe el riesgo de que se puedan perder o destruir, en cambio al estar en los ambientes de Sunat, cuentan con una seguridad informática muy alta y lo tienen disponible en todo momento. En el caso de la app cada operación requiere su Clave SOL, así el contribuyente sabe que guarda sus datos en los servidores de Sunat y no en el celular, donde se puede perder”, finaliza el funcionario.

 Fuente: Diario Gestión

 

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *