La Sunat recomendó no recurrir a la “compra-venta de facturas” que se realiza por Internet, por personas e imprentas inescrupulosas o por cualquier otro medio.

El Juzgado Liquidador de Tacna y la Corte Superior de Justicia de Puno sentenciaron a dos contribuyentes con prisión efectiva de ocho años y a siete años y diez meses, respectivamente, por los delitos de contrabando agravado y defraudación tributaria en agravio de la Sunat.

La Sunat precisó que en el caso de Tacna, Juan Enrique Vera Ramos fue sentenciado a ocho años de cárcel por transportar en un camión un total de 920 kilos de productos hidrobiológicos de contrabando, conocidos como “abalones, concholepas o locos”, valorizados en U$ 5,980 en el 2006.

Además, Vera Ramos deberá pagar una reparación civil de S/. 10,000 a favor del Estado.

De otro lado, Carlos Fernandez Arizapana fue sentenciado a siete años y diez meses por utilizar facturas falsas a fin de incrementar el crédito fiscal de su empresa Industrias Alimenticias Sol de los Andes E.I.R.L y así evadir el pago de impuestos y deducir gasto o costo para el impuesto a la renta de tercera categoría.

El sentenciado deberá pagar una reparación civil de S/. 120,000 aproximadamente a favor de la Administración Tributaria, además de cumplir la pena en el establecimiento penitenciario de Juliaca una vez sea capturado.

La Sunat indicó que continuará con sus labores de control a través de cruces de información y verificación permanentes para combatir la defraudación fiscal.

Además recomendó no recurrir a la “compra-venta de facturas” que se realiza por Internet, por personas e imprentas inescrupulosas o por cualquier otro medio, su efecto tributario es nulo y además puede verse involucrado en un delito tributario con prisión efectiva de ocho hasta 12 años.

Diario Gestión (05/07/2015)

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *