No solo las buenas noticias llegan en la época de celebración de fiestas navideñas. También las malas, como los anuncios de recorte de personal, tras el diseño de los presupuestos de las empresas con miras al próximo año.

Tras el despido, las personas pueden elegir dos caminos: recolocarse en el mercado laboral con la misma (o mejor) posición dentro de otra organización o decidir ser sus jefes al mando de su propio negocio.

Si considera a la segunda alternativa como la más atractiva, hay cuatro consejos que debe tomar en cuenta para hacer que su emprendimiento sea sostenible, explica Renzo León-Velarde, gerente general de Aprenda, el instituto de la microempresa del Grupo ACP.

DECIDIR Y NO DESESPERARSE

Decidir emprender no significa que desde el primer día fuera del trabajo se tiene que tener ya el negocio, aclara León-Velarde. Para iniciar un emprendimiento es clave planificarse y mirar el mediano plazo. “Se debe buscar el nicho que más nos interese, el mercado en el que nos queremos desarrollar y que, de pronto, también idealmente conocemos”, explica.  “Ni el que sale con poca o mucha liquidación de su empleo la tiene segura sino se planifica”, agrega.

ESTUDIA EL MERCADO

Aunque se crea conocer el mercado, es necesario contrastar nuestra percepción con la realidad, proceso que no toma mucho tiempo y que aleja frustraciones futuras. “Hay que evitar concentrarse en el conocimiento propio, que si bien te pueden motivar, no te garantizan la aceptación si no se contrasta con la realidad”. 

PLANIFICA LOS INGRESOS Y GASTOS

Con la liquidación como principal capital para el negocio, se debe distinguir entre el dinero que se invertirá en el negocio y el que se destinará a los gastos personales. Para lograr este balance, hay que ser honesto y proyectar el tiempo en el que se esperan retornos y, en función a ello, presupuestar los ahorros.

“Es necesario buscar la dimensión del emprendimiento que el presupuesto permita solventar”, advierte el ejecutivo. Así, si el monto de la liquidación es bajo, los negocios de rápido flujo de caja, como los de coyuntura, son una excelente opción. “Una campaña navideña exitosa te da rotación de productos y flujo”, anota.

Si por el contrario, el monto de la liquidación es alto, se podría apuntar a emprendimientos como los restaurantes, negocios rentables pero que poseen costos fijos altos y demoran más en devolver la inversión. “No existe una fórmula perfecta. A mayor gasto no hay garantía de mejores resultados”, advirtió.

BUSCA ASESORÍA

Buscar la guía de expertos también es importante para el desarrollo del negocio. “Hay que buscar especialistas que nos asesoren y nos ayuden a dar pasos seguros, para evitar errores que nos frustren y que se podrían obviar teniendo la asesoría adecuada”, apuntó el directivo de Aprenda, organización que ya ha capacitado en temas de emprendimiento a unos 750 mil peruanos en sus 10 años de trayectoria y espera llegar al millón de peruanos en tres años.

Marcela Saavedra P.

Diario El Comercio (24/12/2015)

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *