Una publicación en alguna de sus redes sociales puede dejarlo sin empleo pese a contar con estudios y especializaciones en su hoja de vida.

¿Tiene a su jefe en una de sus redes sociales ? Piense bien antes de hacer una publicación ya que un tuit, una foto de perfil, un comentario o una opinión en cualquiera de sus redes sociales puede provocar el rechazo de un posible empleador.

Y es que igual que en el mundo real, frente a un entrevistador, la primera impresión que causa es determinante, esa primera imagen que ofrece en las redes sociales puede cambiar también su vida profesional.

Guillem Recolons, socio de Soymimarca, explica que con esta impresión inicial pueden descartarlo o incluirlo en una lista para investigarlo más a fondo.
“En el primer caso, estás fuera de juego; y en el segundo, vas directo a la segunda impresión, con la que el buscador de talentos profundizará en aspectos de personalidad, relevancia, coherencia y diferencia”.

Por su parte, Andrés Pérez, consultor en posicionamiento personal, considera que la primera impresión es el impacto que se genera cuando alguien se relaciona el empleador por primera vez.

“La impresión inicial se da cuando se establece un primer contacto físico, y eso no tiene vuelta de hoja. En el mundo de internet, el primer contacto puede producirse de muchas maneras, por lo que el lenguaje, la ortografía, la forma de expresarte, el diseño del canal, el propio canal, o las personas que forman la red de contactos generan una impresión más completa”, explica.

Alfonso Alcántara, asesor en reinvención de profesionales, sostiene que el nivel de profundidad de una primera impresión es variable. “Un mal seleccionador, que además cuenta con poco tiempo y recursos disponibles, no indagará mucho antes de decidir, y se basará en una primera impresión muy superficial”, sostiene.

Diario Gestión (14/06/2015

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *