El modelo “servicio” evita costosas y complejas inversiones y les ofrece una respuesta, inmediata y continuada, a los cambios constantes que se producen en la normativa de facturación.

El 88% de las empresas peruanas usuarias de la factura electrónica utiliza los servicios de un proveedor especializado, frente al 12% restante que realiza este trabajo por su cuenta, según un estudio realizado por Seres, multinacional francesa líder global en el intercambio electrónico de documentos.

De acuerdo con el estudio, esta tendencia es creciente ya que este tipo de proveedor suele ofrece un servicio extremo a extremo, evitando la necesidad de destinar recursos a la compra e implementación de costosas soluciones software que, normalmente, no ofrecen una solución integral capaz de dar una respuesta eficaz en todos los escenarios posibles.

El estudio refleja el importante avance de la factura electrónica en Perú en los últimos años y destaca el fuerte impulso dado por el Gobierno al establecer la obligatoriedad del uso del formato electrónico a determinados grupos de contribuyentes.

Asimismo, en 2015 el Gobierno publicó el calendario de obligatoriedad para 2016 en el que se incluían tres nuevos grupos de contribuyentes obligados: uno en enero, otro en julio y otro en diciembre. Estas nuevas incorporaciones, que afectan a un total de 13.205 contribuyentes, se centran principalmente en las grandes y medianas empresas del país, también conocidas como PRICOS (principal contribuyente nacional).

Según Seres , el impulso de la facturación electrónica en Perú tiene una doble dimensión. La primera consiste en llevar al tejido empresarial peruano los muchos beneficios que aporta a las empresas la implantación de un proyecto defactura electrónica , entre los que destacan el ahorro en costes, la optimización de procesos y mejoras en la gestión, el cumplimiento de la obligación normativa, la reducción de tiempos y errores, o un mayor acceso a la financiación.

La segunda tiene que ver con el control fiscal. Así, la factura electrónica permite al Gobierno combatir más eficientemente la evasión fiscal ya que, al existir una obligación de envío de las facturas a la Sunat , ésta cuenta con información precisa y puntual tanto de las ventas como de las compras realizadas, lo que permite a este organismo detectar errores o irregularidades.

Según Seres, con su impulso hacia la facturación digital, Perú es un claro ejemplo de que la facturación electrónica es cada vez más real en Latinoamérica. “Poco a poco –explica Carlos Velamazán, Director de Unidad de Negocio América de Seres– las empresas peruanas son conscientes de las oportunidades que ofrece la facturación electrónica y de la necesidad de contar con un proveedor que les facilite la migración al formato electrónico y que sea capaz de dar un respuesta, inmediata y continuada, a los cambios constantes que se producen en la normativa de facturación”. Según información facilitada por la Sunat, se espera que la masificación total de la factura electrónica llegue en 2018, cuando todos los sectores del país facturen electrónicamente.

Necesidad de conexión global
Perú, al estar localizada en una región la factura electrónica está siendo impulsada por la mayoría de los gobiernos de la zona, ha visto cómo entre sus empresas se incrementaba una necesidad de conexión con empresas y organismos de otros países. En este sentido, según Velamazán – ”Contar con un servicio de factura electrónica como el de Seres que permita la interacción eficiente entre empresas de cualquier parte del mundo, ofreciendo conectividad, transporte, trazabilidad, integración y seguridad, y que actúe, además, como tercero de confianza, es la mejor opción para afrontar la obligatoriedad de facturación electrónica”.

Fuente: http://gestion.pe/ (03/04/2016)

CURSO TALLER PRÁCTICO: PROGRAMA LIBROS ELECTRÓNICOS 5.0 – 2016 – TRUJILLO

INSCRÍBETE AHORA! aquí: https://goo.gl/xumS8o

CURSO

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *