Como se sabe, la asignación familiar es un beneficio remunerativo que el empleador otorga al trabajador con hijos menores de 18 años o mayores de edad que estén cursando estudios superiores o universitarios, hasta que el hijo termine dichos estudios o transcurran 6 años desde que cumplió 18 años.

Conforme a la Ley 25129 y a su Reglamento, D.S. 035-90-TR, la asignación familiar es equivalente al 10% de la remuneración mínima (10% de 850 = S/85), que se abona en la misma fecha en la que se paga la remuneración al trabajador.

El artículo 11 del D.S. 035-90-TR dispone que el trabajador debe acreditar ante el empleador la existencia de su o sus hijos que dan derecho al beneficio.

La Corte Suprema de la República, a través de la Casación Laboral N° 14443-2015-Junín (El Peruano: 03.10.2017) ha señalado que aun cuando el artículo 11° del D.S. 035-90-TR, reglamento de la Ley N° 25129, prescribe que para tener derecho a percibir la asignación familiar, el trabajador debe acreditar que tiene hijos menores de edad a su cargo, tal disposición no debe ser entendida en el sentido que es necesaria la comunicación al empleador de la existencia del hijo o hijos que tuviere para percibir este beneficio.

Expresa la Corte Suprema que lo contrario, es decir, negar el derecho debido a la falta de comunicación, resulta irracional pues trasgrede los artículos 24° y 26° inciso 2 de la Constitución Política, referidos al principio protector que anima el derecho laboral, que se funda en la desigualdad de posiciones existentes entre el empleador y trabajador.

Consideramos oportuno alertar a nuestros asociados tomar las precauciones correspondientes para el abono oportuno de este beneficio a sus trabajadores, exigiendo la actualización de datos del trabajador, para identificar si tiene o no hijos que dan derecho al pago de la asignación familiar.

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *