La remuneración mínima vital (RMV) puede ser utilizada como factor de actualización de los créditos laborales pendientes de pago a favor de los trabajadores cuando estén expresados en moneda que haya perdido sustancialmente su capacidad adquisitiva por una devaluación significativa.

Este constituye el principal criterio jurisprudencial contenido en la sentencia correspondiente a la Casación N° 3153-2007 Lima emitida por la Primera Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria de la Corte Suprema a través de la cual se declaró fundado dicho recurso interpuesto en el marco de un proceso de pago de beneficios económicos.

Fundamento

El artículo 1236 del Código Civil establece que cuando debe restituirse el valor de una prestación, aquel se calcula al que tenga al día del pago, salvo disposición legal diferente o pacto en contrario.

A criterio del supremo tribunal, esta norma está orientada a fijar un mecanismo para evitar el perjuicio que podría ocasionar la devaluación de la moneda con el transcurso del tiempo.

Por ende, el colegiado acoge en forma expresa la posición asumida por el jurista Max Arias-Schereiber quien sostiene que en dicho artículo esta la respuesta a la angustiosa e injusta situación que surge como consecuencia de la devaluación monetaria y que la regla valorista que contiene es aplicable a toda problemática de la inejecución de obligaciones.

Máxime si consideramos que los créditos laborales al tener el carácter alimentario no son simples deudas de valor que el Derecho Civil se ha encargado de desarrollar a través de sus teorías (nominalista y valorista) sino que constituyen una contraprestación otorgada al trabajador por la prestación de sus servicios, detalló la citada sala.

Así, considera que dada la particularidad de esos créditos laborales, su pago en cualquier tiempo y modalidad debe lograr que se cumpla la finalidad para la que está destinada, es decir el bienestar material del trabajador y su familia.

En consecuencia, el supremo tribunal concluye que si el adeudo laboral se ha visto afectado por la depreciación monetaria al sufrir una devaluación significativa, amerita actualizar su valor el cual deberá efectuarse tomando en cuenta la RMV vigente a la fecha en que se generó la obligación de pago de esta deuda y la que debería corresponder al día de pago.

Pauta judicial

La mencionada sala suprema toma en cuenta que el Tribunal Constitucional (TC) no ha establecido mandato respecto a la manera específica en que debe realizarse la actualización de una deuda en materia laboral. 

Considera también que en múltiples ejecutorias de salas laborales superiores y en el Pleno Jurisdiccional Nacional Laboral de 1997 se especifica que el juez podrá actualizar los créditos laborales, cuando estén expresados en un signo monetario que haya perdido sustancialmente su capacidad adquisitiva por efecto de una devaluación significativa, en tanto se encuentren pendientes de pago antes de la conclusión del proceso, utilizando como factor de actualización la RMV o concepto que la sustituya.

Así se eleva a rango de pauta jurisprudencial suprema ese lineamiento fijado por los jueces de menor jerarquía.

Implicancias

En virtud al fallo, si un empleador tiene una deuda laboral pendiente por pagar, ante la devaluación de la moneda en que se calculó esa deuda se deberá usar la RMV para actualizar el monto adeudado.

A criterio del laboralista César Puntriano, cuando el juez ordena pagar una deuda laboral, esta tiene que cumplir la finalidad de cubrir las necesidades del trabajador. Por ende, dijo que tiene sentido utilizar la RMV como parámetro.

Fuente: Diario Oficial El Peruano (16/02/2016)

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *