Asumiendo que usted dispone de los recursos suficientes para comprar una inmueble en una zona o fraccionamiento exclusivo en cualquier ciudad, le pido responder a la siguiente pregunta: ¿compraría o rentaría esa propiedad?

Sin duda la mayoría respondería comprar. Desde niños siempre pensamos en darle lo mejor a nuestra familia; para ello, procuramos convertir nuestros recursos en un patrimonio suficiente, pero siendo honestos, nunca es suficiente lo que queremos dar a esas personas especiales.

En general, vamos acumulando recursos para comprar una casa digna, un auto digno, joyas, arte y lo que podamos para incrementar ese patrimonio. Ahora bien, supongamos que decidió comprar la propiedad antes mencionada bajo la premisa de que el patrimonio nunca es suficiente. Muy probablemente al pasar unos años, quizá cinco o 10, la venderá para comprar una nueva y mejor.

Estará de acuerdo conmigo en que casi siempre tendrá un rendimiento por encima de la inflación por la venta de ese bien inmueble. Pues bien, usted se habrá convertido en un inversionista de largo plazo.

Lo mismo quiero que suceda con la parte que conserva en el banco, esa parte de su patrimonio a la que llamamos ahorros, que utiliza por si hay alguna eventualidad, ya sea positiva, como comprar un automóvil, una casa de campo, una escultura, regalos de aniversario o viajes; o ya sea que se trate de algo impensable, como pagar el deducible de un seguro o gastos hospitalarios.

En la realidad, mientras esas eventualidades llegan, usted conserva la gran mayoría de sus ahorros en cortos plazos que pueda que estos no le dejen utilidad.

Lo invitamos a llamar al banquero o asesor financiero de su preferencia, con estas bases de antemano, para que le oriente sobre el amplísimo mundo de diversificar en el largo plazo, ya sea en deuda, renta variable o productos estructurados, pero eso sí, con la disponibilidad suficiente para que pueda sobrellevar algunas eventualidades antes mencionadas.

Diario Gestión

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *