Ante la masificación del uso de la factura electrónica impulsado por la administración tributaria, más de 12,300 empresas deberán emitir facturas electrónicas en 2016, según una lista recientemente publicada por la entidad tributaria.

“En los negocios de empresa a empresa (B2B), esta designación de 12,000 nuevas empresas hará que se preste mayor importancia al proceso de recepción de los comprobantes electrónicos que emitan nuestros proveedores, pues aumentará considerablemente el número de facturas electrónicas que se reciban y abrirá la posibilidad a las empresas que cuentan con un Sistema de Emisión Electrónica (SEE) del Contribuyente de automatizar el proceso de registro de facturas en sus sistemas contables u otros”, afirmó el gerente de negocios Suite Electrónica de la CCL, Julio Samillán.

Explicó que con la publicación de la RS Nº 203–2015-Sunat, el ente recaudador está multiplicando por 12 el número de empresas (todos principales contribuyentes) que deben emitir facturas electrónicas el próximo año respecto al número de compañías que a 2015 usaron el SEE del Contribuyente.

Este proceso, dijo, incluye a 3,000 empresas de Lima y otras 9,000 ubicadas en las diferentes regiones del país, que deberán usar el SEE del Contribuyente o el SEE SOL.

La Cámara de Comercio de Lima (CCL) estimó también que a julio se hayan emitido más de 50 millones de boletas de venta electrónica y más de cinco millones de facturas electrónicas.

Samillán aseguró que lograr una adecuada conversión a emisor electrónico requiere que el personal de la organización conozca los aspectos tributarios y tecnológicos de la factura electrónica y se prepare para los cambios asociados, pues esta adecuación exige cambiar los procedimientos establecidos para gestionar los comprobantes basados en papel, así como actualizar los sistemas informáticos.

Superan el millón

Para la Sunat, en lo que va del año, se emitieron más de un millón de facturas electrónicas, lo que demuestra que cada vez más usuarios optan por usar este tipo de comprobantes que ofrecen una serie de beneficios para facilitar el cumplimiento al simplificar su emisión y almacenaje.

Importa señalar que las empresas obligadas a utilizar las facturas electrónicas ya no podrán emitirlas de manera física, salvo que se trate de casos fortuitos que impidan o restrinjan al contribuyente la emisión electrónica en un determinado momento o estén dentro de las causales previstas como excepción a la norma emitida por la Sunat.

Otro aspecto a remarcar es que dichos instrumentos se emiten a favor del adquiriente que cuente con RUC, salvo en el caso de las facturas electrónicas emitidas a sujetos no domiciliados por las operaciones de exportación. Además, no se podrá emplear para sustentar el traslado de bienes.

Guías de remisión

“Se vienen cambios importantes, como la inclusión de la guía de remisión electrónica al SEE del Contribuyente, cuya norma esperamos que se publique en las próximas semanas”, adelantó el gerente de la CCL, Julio Samillán. Agregó que desde 2012 este gremio viene apoyando a sus asociados en el proceso de cambio hacia la emisión electrónica, con capacitación y consultoría.

IMPACTO

Las facturas electrónicas tienen la misma validez tributaria que una impresa e incluso son más seguras en su emisión porque cuentan con un certificado digital, que es un mecanismo de seguridad que garantiza su reconocimiento, convirtiéndose en un comprobante de pago válido para cualquier transacción comercial.

La representación impresa de una factura electrónica no le otorga ninguna validez fiscal. Lo que sustenta el crédito fiscal, el costo o gasto de dicho comprobante (factura) es el documento electrónico, que consiste en un archivo digital en formato XML (generado por el sistema al momento de la emisión), no el papel.

Diario Oficial El Peruano (20/08/2015)

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *