El Producto Bruto Interno (PBI) avanzó en abril 4.3%, acelerándose en comparación con marzo (2.7%) hasta llegar a la tasa más alta en los últimos 12 meses.

La mencionada aceleración proviene principalmente del empuje de los sectores primarios (13%), es decir, de las actividades de extracción y procesamiento de recursos naturales. Son destacables los sectores pesca (154%), minería metálica (18%) y manufactura primaria (38%).

Por otro lado, el conjunto de actividades no primarias volvió a crecer por debajo del 2%. Las actividades de servicios y comercio continuaron desacelerándose mientras que las actividades de transformación, como construcción y manufactura no primaria, intensificaron su ritmo de retroceso.

CHOQUE DE OFERTA
Según lo presentado en el informe del BBVA Research, los resultados de abril son alentadores, pero no muy sostenibles a corto plazo, ya que el avance obtenido fue impulsado por la actividad primaria.

En el caso de la pesca, el impulso de esta actividad se debe a la primera temporada de captura de anchoveta, ya que la veda se levantó a principios de abril y se tuvieron 15 días más de pesca efectiva, en comparación con el 2014, y la extracción de anchoveta aumentó en más de 300% interanual. Sin embargo, no ocurrirá lo mismo con los indicadores de mayo y junio, cuando la captura es mucho menor.

En el caso del sector no primario, los indicadores de gasto de las familias y empresas se han debilitado en el segundo trimestre. Además, la generación de empleo continuó desacelerándose en comparación con las tasas a las que venía avanzando en el primer trimestre y las importaciones de bienes de consumo disminuyeron más de 15% en abril.

La confianza empresarial presenta una tendencia hacia la bajadesde hace ya algún tiempo y muchas empresas ven afectada la demanda de sus productos por debajo de lo esperado. De esta manera, parece poco probable que en el corto plazo la economía observe tasas de crecimiento mayores al 4%, como en abril.

DATOS

  • Se estima que el crecimiento de mayo no estará muy por encima del 2.5%, pero se esperan cifras favorables para el segundo semestre del año.
  • Las ventas de autos nuevos comerciales y de carga intensifican su retroceso; en el caso del consumo interno de cemento, este ha caído a una tasa de más de 4% en comparación con el primer trimestre (1.5%)

Diario Perú21 (20/06/2015)

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *