El dilema surge cuando se debe decidir y no se tiene información suficiente para evaluar las opciones, ¿cómo saber cuál se adecua correctamente a mi situación?, ¿cómo saber si la opción que elija en la actualidad me dará los beneficios deseados al momento de mi jubilación?

La respuesta a estas interrogantes solamente la podrá dar Ud., ya sea que esté trabajando como independiente y decida afiliarse o recién esté por ingresar al mercado laboral.

Es importante conocer las ventajas y desventajas de uno y otro sistema, es por ello que aquí hacemos una comparación entre el sistema nacional y el privado, para que Ud. pueda decidir correctamente de acuerdo a sus necesidades.

La primera y más importante es saber cómo aseguro mi pensión, o al menos el dinero que me descontaron durante todos mis años de trabajo. Si se decide por la ONP, el trabajador deberá llegar a la edad de jubilación  de 65 años y haber aportado por 20 años para gozar de una pensión, si aporta 19 años y 11 meses no tendrá derecho a cobrar ningún beneficio ni retirar dinero alguno. De otro lado, si decide afiliarse a una AFP,  no existe un tiempo mínimo de aportes  a realizar para gozar de una pensión, pues una vez que Ud. llegue a la edad legal de jubilación el cálculo se hará de acuerdo a lo que haya ahorrado en los años de aporte, si su ahorro no alcanza para la pensión mínima establecida por ley, podrá retirar todo el dinero que ahorro.  En este caso, el trabajador obtiene una pensión o el dinero ahorrado.

En el Sistema Nacional de Pensiones (SNP), el dinero que ingresa mes a mes va a un fondo común, el cual sirve para poder pagar a los jubilados de hoy y los pensionistas de mañana, por lo tanto, el 13% que descuentan en la planilla, no es propiedad del trabajador, sino un aporte a los pensionistas de hoy. Mientras que en las AFP, el dinero que aporte ingresa a una cuenta personal, propiedad del trabajador, la cual crece en el tiempo por gracias a la rentabilidad mes a mes, siendo este un beneficio importante para cada persona.

En el SNP el monto de pensión será como mínimo S/.415.00 y el máximo de S/.857.36, siempre que cumplas los 20 años de aporte, existe un tope que no puede ser sobrepasado sin importar la cantidad de dinero que hayas aportado ni la remuneración que hayas recibido. En el Sistema Privado de Pensiones (SPP) no hay una pensión máxima estipulada, pues esto dependerá del monto que uno haya acumulado en su vida laboral.

En el SNP recibes una pensión hasta el fallecimiento, es decir, una pensión vitalicia, al fallecer no hay posibilidad de herencia. En el SPP existen diversas modalidades de pensiones, la pensión se calculará en base al dinero ahorrado, lo más importante es que si tienes el beneficio de herencia, dependiendo de la modalidad que elijas.

Finalmente, en el SNP el descuento en la boleta de remuneraciones asciende al 13% del sueldo bruto, siendo casi inamovible en el tiempo, en el SPP el descuento de la AFP más económica asciende a 11.7% y cada dos años disminuirá.

Los trabajadores que se afilien al SPP deben ingresar a la AFP ganadora de la licitación, es decir, la que ofrece la menor comisión.  En el ámbito nacional, AFP Habitat ha sido la ganadora de las dos licitaciones del SPP.

Gonzalo Bernal

Fuente: Diario Gestión 

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *