Un crédito mal manejado puede conllevar al descalabro financiero y a comprometer su futuro, señaló Ana Vera, gerente general de Kobranzas.

Acceder a un crédito manejado de manera responsable permite ayudar al público a adquirir bienes y servicios que no podrían obtener en el corto plazo; no obstante, un crédito mal manejado puede conllevar al descalabro financiero y a comprometer su futuro, señaló Ana Vera, gerente general de Kobranzas (Kobsa).

Con el objetivo de evitar los efectos negativos de un crédito mal manejado, existen algunas recomendaciones vitales para evitar el sobre endeudamiento.

1.- Organiza un presupuesto.- El primer paso para lograr controlar tus deudas es crear un presupuesto mensual dentro del cual te puedas mantener. Asimismo, es recomendable vigilar cuidadosamente los gastos básicos para evitar desembolsos que no sean prioritarios.

2.- Demuestre su voluntad de pago.- Si tiene una o varias deudas pendientes y no cuenta con presupuesto suficiente para cumplir con los pagos, como primera opción se recomienda conversar con todas las entidades financieras con las que mantiene una deuda con la finalidad de llegar a un acuerdo que beneficie a ambos.

“De esta manera lograremos demostrar nuestra actitud de pago frente al sistema financiero. Si el banco percibe su voluntad de solucionar la deuda, brindará todas las alternativas para solucionar el problema”, agregó Vera.

3.- Priorice el pago de las deudas con intereses altos.- Especialmente en los caso del sector retail y casas comerciales, debido a que son las que ostentan una de las tasas de interés más altas. Si no puede pagar su deuda acuda al servicio de atención al cliente, converse con ellos detenidamente y proponga pagar una cuota inicial para refinanciar toda la deuda con el objetivo de consolidarla y fraccionarla.

4. Evitar el atraso en los pagos.- Especialmente con los créditos vehiculares o hipotecarios porque por lo elevado de sus cuotas altas pueden generar un problema en el corto y largo plazo. Si ese fuera el caso, deberá solicitar al banco que mantiene la deuda que la cuota se diluya en el año para normalizar la deuda. Recuerde, si se atrasa 2 cuotas se podría iniciar acciones legales en su contra.

5. Suspender temporalmente la deuda.- Si sus ingresos solo le permite cubrir sus necesidades básicas, suspenda el pago por un tiempo, previa conversación con la entidad financiera.

6. Evite el “ruleteo”.- Que consiste en retirar dinero de una tarjeta para pagar la deuda de otra. Dicho método no es recomendable porque por disposición de efectivo se cobra el 30% de interés por tarjeta, aumentando su deuda.

Fuente: Diario Gestión

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *