Con la publicación del nuevo reglamento de fraccionamiento, Gestión conversó con un experto tributarista sobre su correcta aplicación por parte de los contribuyentes.

Con la Resolución de Superintendencia 161-2015/SUNAT, del 14 de julio del 2015, se aprobó el nuevo Reglamento sobre Aplazamiento y/o Fraccionamiento de la deuda referida a tributos internos, refirió el tributarista Jorge Bravo Cucci.

Esta norma se encuentra vigente a partir del 15 de julio del año en curso, y estas son sus principales características, detalló Bravo:

1. Ámbito de aplicación:
Podrá ser materia de aplazamiento y/o fraccionamiento, la deuda tributaria administrada por la Sunat así como la contribución al Fondo Nacional de Vivienda (Fonavi), y en particular.

– Tratándose de personas naturales obligadas a presentar la declaración jurada anual del Impuesto a la Renta podrán efectuar la Solicitud de Aplazamiento y/o Fraccionamiento inmediatamente después de la presentación de la declaración jurada correspondiente; para ello deberán ingresar al enlace habilitado en la página de Sunat Operaciones en Línea.

– En caso la persona no realice el fraccionamiento a través del mecanismo virtual, podrá realizar la solicitud respectiva siempre que hubieran transcurrido cinco (5) días hábiles desde la fecha de presentación de la declaración jurada anual del Impuesto a la Renta.

– En el caso de personas naturales no obligadas a presentar la declaración jurada anual del Impuesto a la Renta por renta de trabajo, podrán efectuar la solicitud a partir del día siguiente al vencimiento del plazo para el pago de regularización del referido impuesto, siguiendo el procedimiento del artículo 5º.

– Para rentas de Tercera Categoría podrá presentarse la solicitud a partir del primer día hábil del mes de mayo del ejercicio en el cual se produce su vencimiento siempre que a la fecha de presentación de la solicitud hayan transcurrido cinco días hábiles de la referida declaración.

– Asimismo, con respecto a las restricciones del ámbito de aplicación, tenemos que aquellas deudas tributarias que no pueden ser materia de aplazamiento y/o fraccionamiento por encontrarse en trámite de reclamación, apelación, demanda contenciosa, salvo que a la fecha de presentación de la solicitud se hubiera aceptado el desistimiento de la pretensión; el nuevo reglamento adiciona que en este último caso, incluyendo el supuesto de deuda tributaria distinta a la regalía minera y/o gravamen especial a la minería deberá presentarse copia de la resolución que acepta el desistimiento dentro de los dos (2) días hábiles siguientes a la fecha de presentación de la solicitud, excepto cuando ésta corresponda a la aceptación del desistimiento de un recurso de reclamación.

De no cumplirse con presentar la referida copia, la deuda tributaria en trámite de apelación, demanda contenciosa administrativo o comprendida en una acción de amparo no se considerará como parte de la solicitud interpuesta.

2. Plazos para el Fraccionamiento y/o aplazamiento
Por otro lado, se modifican los plazos máximos y mínimos para el aplazamiento y/o fraccionamiento donde se consideran como plazos mínimos los siguientes:

– En los casos de aplazamiento será 1 mes, – En caso de fraccionamiento será de 2 meses y – En caso de aplazamiento y/o fraccionamiento será 1 mes de aplazamiento y 2 meses de fraccionamiento, cuando ambos se otorguen de manera conjunta.

En la regulación anterior sólo se consideraban plazos máximos de fraccionamiento equivalentes a 72 meses; no obstante ahora, con el nuevo reglamento se señala que en caso de aplazamiento el plazo será hasta de 6 meses y en caso de fraccionamiento o aplazamiento con fraccionamiento hasta de 72 meses.

3. Solicitud
Con respecto a la solicitud para acceder al aplazamiento y/o fraccionamiento por deuda tributaria distinta a la regalía minera o al gravamen especial a la minería deberá ingresar a SUNAT Operaciones en Línea.

Para acceder al aplazamiento y/o fraccionamiento es preciso efectuar el pago de una cuota de acogimiento, la cual es un porcentaje de la deuda que se incrementa conforme se otorgue un plazo en una mayor cantidad de meses.

En cuanto a las restricciones de la solicitud, es preciso resaltar que solo en cuanto la deuda que se está solicitando aplazar y/o fraccionar sea menor a las tres (3) UIT no se exigirá la cuota de acogimiento; tampoco se exigirá la cuota de acogimiento si quien solicita el aplazamiento y/o fraccionamiento es un buen contribuyente.

Asimismo, para la presentación de nuevas solicitudes de aplazamiento y/o fraccionamiento, por deuda tributaria distinta a aquella que hubiera sido o sea materia de beneficios anteriores otorgados con carácter particular por la SUNAT, se podrán efectuar aun cuando estos últimos no hubieran sido cancelados, siempre que no exista alguna resolución de pérdida de aplazamiento y/o fraccionamiento y/o refinanciamiento notificada y pendiente de pago y/o no se cuente con más de nueve resoluciones aprobatorias de aplazamiento y/o fraccionamiento.

4. Requisitos para el otorgamiento del aplazamiento y/o fraccionamiento
Para la presentación del aplazamiento y/o fraccionamiento el deudor deberá cumplir con los requisitos señalados en la reglamentación; el nuevo reglamento adiciona como nuevo requisito el no contar con saldos en las cuentas del Banco de la Nación por operaciones sujetas al Sistema de Pago de Obligaciones Tributarias (SPOT) ni ingresos como recaudación pendientes de imputación por parte del deudor tributario, salvo en el caso que la deuda tributaria que se solicita aplazar y/o fraccionar sea por regalía minera o gravamen especial a la minería.

La cuota de acogimiento se podrá determinar en función al monto y plazo de la deuda que se solicita fraccionar y/o aplazar; por otro lado, debe cancelarse o en la fecha de presentación de la solicitud o hasta la fecha de presentación de la solicitud o hasta la fecha de vencimiento de pago de los intereses del aplazamiento tratándose de solicitudes de fraccionamiento o de aplazamiento y fraccionamiento, respectivamente; por otra parte, no podrá ser menor al cinco por ciento de la UIT.

Sin embargo, no será exigible la cuota de acogimiento en los siguientes cuatro supuestos: I). Para la presentación de las solicitudes de aplazamiento; II). Cuando a la fecha de presentación de las solicitudes de fraccionamiento o aplazamiento y fraccionamiento, el deudor tributario tenga la calidad de buen contribuyente; III). Cuando el plazo y el monto de la deuda que se solicita fraccionar o aplazar es menor o igual a doce meses y menor o igual a tres UIT, respectivamente o IV). Cuando el solicitante debe efectuar como mínimo el pago de la cuota de acogimiento, de acuerdo a los siguientes porcentajes:

Para el fraccionamiento se tendrá en cuenta el cuadro presente:

[Etiqueta]

Para el caso de aplazamiento y fraccionamiento se tendrá en cuenta el cuadro presente:

[Etiqueta]

Para cancelar el monto de la cuota de acogimiento, el nuevo reglamento señala el requisito de ingresar información en el formulario virtual PDT Fracc. 36. C.T. por medio del cual se presentará las solicitudes de aplazamiento y/o fraccionamiento para aquellas distintas a las que deben ser presentadas por escrito.

En cambio, si las deudas tributarias consignadas en la solicitud de fraccionamiento o aplazamiento y fraccionamiento corresponden a regalías mineras o al gravamen especial a la minera, se deberá utilizar el sistema pago fácil.

Por otro lado, regularmente el pago de la cuota de acogimiento podrá imputarse a la deuda incluida en las solicitudes de fraccionamiento, exceptuando el caso de las deudas por regalía minera o gravamen especial a la minería; o en cuanto tratándose de solicitudes de aplazamiento y fraccionamiento se imputen a la deuda incluida en la resolución aprobatoria de aplazamiento y fraccionamiento (sin considerar los intereses del aplazamiento).

5. Garantías
Asimismo, se ha incorporado como supuesto obligatorio ofrecer y/o otorgar garantías cuando sea el caso de un contrato de colaboración empresarial que lleva contabilidad independiente inscrito como tal en el RUC.

Con respecto a la carta fianza, la modificación que trae el nuevo reglamento establece que se deberá consignar un monto incrementado en cinco (5 %) por ciento al de la deuda a garantizar sin hacer distinción entre el caso de aplazamiento y/o fraccionamiento.

Adicionalmente, con respecto a la hipoteca, el valor del bien o bienes dados en garantía deberá exceder en cuarenta (40%) por ciento el monto de la deuda a garantizar menos el importe de la cuota de acogimiento, o parte de esta, cuando concurra con otra u otras garantías. Además, se debe presentar dentro de los diez (10) días hábiles siguientes de presentada la solicitud.

Cabe señalar también que se eliminó la prenda con entrega jurídica y la garantía mobiliaria.

6. Obligaciones del deudor tributario
El nuevo reglamento adiciona la posibilidad de aquellos pagos por un monto mayor al pago que correspondía con respecto a los intereses del aplazamiento y/o fraccionamiento los cuales podrán ser aplicados contra la cuota de acogimiento y contra el saldo de la deuda materia de fraccionamiento reduciendo el número de cuotas pendientes de cancelación o permitiendo el ajuste de la última cuota de fraccionamiento.

7. Disposición complementaria transitoria
Finalmente, el nuevo reglamento refiere que las solicitudes de aplazamiento y/o fraccionamiento presentados y pendientes de resolución hasta el 14 de julio del 2015, se resuelven y regulan considerando las disposiciones del Reglamento derogado.

Continuando el citado análisis, como criterio particular consideramos que respecto de deudas aduaneras las presentes disposiciones para efectos de aplazamiento y/ o fraccionamiento no le serán de aplicación.

Diario Gestión (24/07/2015)

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *