La modificación de las tasas del Impuesto a la Renta para este año ha significado, en general, mayores ingresos para los trabajadores formales, pero existe un grupo de profesionales independientes, sobre todo de clase media-alta y alta, que podrían llevarse desagradables sorpresas hacia el final del verano del próximo año si no toman precauciones desde ahora.

Los independientes o quienes reciben rentas de cuarta-quinta categoría tienen desde enero un descuento de 8% en cada recibo que emiten, pero, ¿qué pasa si por el monto de sus ingresos no les corresponde pagar 8% por Impuesto a la Renta sino 14%, 17% o una tasa mayor?

El abono de lo que no aportaron en cada recibo tendrán que realizarlo cuando presenten la Declaración Jurada Anual del Impuesto a la Renta entre febrero y abril del próximo año.

Por ejemplo, si sus ingresos mensuales suman, en promedio, S/.12.000, entonces tendrá que desembolsar un extra.

Si su ingreso promedio mensual es S/.14.000, al momento de regularizar deberá pagar S/.1.362. Si llega a S/.18.000 el desembolso que le exigirán será de S/.4.383.

SI LE AUMENTARON

Tener ingresos altos no es la única forma para tener que pagar fuertes sumas de dinero a la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) tras la declaración anual. Paradójicamente, el caso más común es el de quienes tuvieron un año mejor del previsto.

“Quienes más tienen problemas son los contribuyentes que ganaban poco y estaban exonerados, y de repente mejoran sus ingresos y se olvidan de empezar a tributar”, señala un funcionario del ente recaudador.

Los trabajadores independientes que reciben al año S/.33.688 (unos S/.2.807 al mes, sin gratificaciones) tienen derecho a solicitar que no se les descuente mensualmente el Impuesto a la Renta.

Empero, muchas veces esas personas empiezan a ganar más y no regularizan su situación. Por ejemplo, empiezan a emitir recibos por S/.3.500 y siguen pidiendo que no les descuenten. En esos casos, tendrán que pagar en marzo-abril S/.532. Y si a esa misma persona le pagan gratificaciones, el monto por regularizar llegará a los S/.980.
Otros que también suelen tener problemas son los que se creen vivos.

Como no es obligatorio descontar la tasa del 8% por Impuesto a la Renta si se trata de recibos menores de S/.1.500, hay quienes dividen los montos a cobrar en dos o más recibos. Pero el alivio es solo momentáneo, pues se deberá regularizar todo cuando toca la declaración anual.

¿QUÉ HACER?

¿Qué pueden hacer quienes no quieren pagar cifras elevadas cuando tengan que regularizar el tributo el próximo año?

Quienes juntan su deuda por error, tienen la solución más fácil: hacer que les descuenten el 8% mensual que les corresponde.

Fuente: El Comercio

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *