Para que un trabajador decida ejercer alguna acción por hostilización de la reducción de haberes y extinguir el contrato laboral, dicha disminución remunerativa deberá ser continua y muy perjudicial.

Este constituye el principal criterio jurisprudencial recaído en la Casación Laboral N° 9072- Amazonas de la Segunda Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria de la Corte Suprema. Decisión que declara infundado dicho recurso, detalla un informe de Miranda & Amado Abogados.

Según el máximo tribunal, para que la reducción inmotivada de las remuneraciones se configure como acto de hostilidad, no basta que el empleador hubiera incumplido su obligación, sino que se exigirá que esta revista de gravedad y continuidad, al extremo que pueda perjudicar sobremanera al trabajador determinando que este decida extinguir la relación laboral, esto es, que se haga insostenible la continuación de las laboresy motive su rompimiento.

Fundamento

En el caso materia de la citada sentencia, una empresa descontó del sueldo de un trabajador el valor de una remuneración diaria por febrero y diciembre de 2011 y mayo de 2012.

Situación fue considerada por el trabajador como un acto de hostilidad por parte del empleador, que lo motivó a iniciar un proceso ordinario de cese de actos de hostilidad.

Para la Corte Suprema y en atención a un criterio doctrinario, cuando el incumplimiento en la prestación de trabajo y, por ende, de las obligaciones que de ella emanan, son atribuibles al trabajador, el empleador queda facultado a extinguir ex jure la relación laboral, en cuyo caso dicho despido es conocido como directo.

En la misma posición y de modo similar ocurre cuando el empleador es quien incumple con sus obligaciones, en este caso la ley concede al trabajador la posibilidad de extinguir la relación de trabajo, imputando al empleador la responsabilidad jurídica por dicho evento, por lo que se estaría frente a un despido indirecto. Aquí, la terminación del vínculo laboral tiene como causa real y eficiente la conducta del empleador, quien obliga al trabajador a retirarse del trabajo.

En este caso, el supremo tribunal determinó que los descuentos remunerativos respondieron a las ausencias y tardanzas del trabajador, por lo que no existía proporcionalidad entre los supuestos actos hostiles y la extinción del vínculo laboral, indica el informe.

En consecuencia, los descuentos no revisten la suficiente gravedad y continuidad, que determinen la decisión del trabajador de extinguir su vínculo laboral.

Normativa

Respecto a la reducción inmotivada de la remuneración, la Corte Suprema manifiesta que la Ley N° 9463 señala que sí es posible la reducción de remuneraciones si es aceptada por el trabajador.

No obstante, si no hay aceptación, una reducción inmotivada de la remuneración equivale a un acto de hostilidad equiparable con el despido según el inciso b) del artículo 30 de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral.

El artículo 49 del reglamento de esta ley añade que se requiere que sea un acto unilateral del empleador sin motivación objetiva o real.

Fuente: Diario Oficial El Peruano (23/05/2016)

Curso Taller Práctico: Programa Libros Electrónicos 5.0 2016 – Lima

Reserva tu vacante aquí: http://goo.gl/forms/G6LxRWJvR7

grupo contable libro electronico

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *