¿Tienes problemas para llegar a fin de mes? Eso significa que no estás planificando de forma adecuada tus finanzas personales. Orlando Ranilla, profesor del CIDE-PUCP, nos da algunos consejos para saber administrar nuestro dinero y no estar en apuros cada fin de mes.

1. Realiza una planificación financiera anual. Planifica tu año contando tomando en cuenta actividades especiales que vayan a requerir gastos extras (viajes, cumpleaños, etc.) y procura tener una provisión para casos extraordinarios (por ejemplo, enfermedades). Si no gastas ese dinero lo tendrás como un ahorro a fin de año.

2. Distribuye tus ingresos para cubrir tus necesidades. Si tienes un ingreso fijo primero debes distribuirlo de tal manera que pueda cubrir tus necesidades. Para ello debemos conocer tu presupuesto mensual y tus gastos mensuales básicos (servicios, casa, pagos bancarios, gastos familiares, educativos, etc., según sea el caso). Es recomendable separar dinero para imprevistos.

3. No te sobreendeudes. Las personas tienden a sobreendeudarse si tienen algún producto financiero, lo que ocasiona problemas de pago. Es recomendable no tener más de dos tarjetas de crédito, pues hoy en día las entidades financieras dan una línea que puede ser el doble o el triple del sueldo que recibe la persona. Y si se consume toda la línea de crédito la capacidad de pago se verá sobrepasada. Hay que aprender a usar las tarjetas de crédito y no consumir de manera impulsiva, sino para hacer consumo de bienes que se van a pagar a largo plazo pero no para ir a comer o tomar un café, porque usar la tarjeta en estos casos sólo hace que aumente la deuda.

4. Programa el pago de tus deudas. En el caso de las tarjetas de crédito procura no pagar siempre el mínimo, pues esto alarga el plazo de cancelación de la deuda.

5. Ahorra. La mejor forma de ahorrar no es teniendo la plata bajo el colchón. Lo más recomendable es un depósito a plazo fijo, pues las tasas están subiendo por efecto del tema CTS y de las AFP. Otra forma de ahorrar recomendable para personas jóvenes que quieran ser más arriesgadas y que no tengan montos tan altos, puede ser el fondo sin fin previsional de las AFP.

6. Si pretendes invertir, hazlo con cuidado. Si has decidido ahorrar para invertir en algo grande, tal vez puedas recurrir a la entidad financiera donde has puesto tus ahorros, pues pueden darte un préstamo con opciones preferentes.

Gracias a: CENTRUM y RPP

Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *